SIN COMPROMISO

En este lugar se irán publicando, opiniones, pensamientos, comentarios, hechos, preguntas, respuestas y muchas cosas más relacionadas con la actualidad social y política de nuestro país. Todo visto desde la perspectiva del ciudadano común, cansado de recibir solamente lo que se estima lo "políticamente correcto".

Nombre: Condor

viernes, enero 20, 2006

AL QUE PUEDO COMPRAR TODO, AL QUE NO NI PIEDAD

Leyendo los diarios me encontré con nuevas declaraciones del Presidente de la Nación donde hace referencia, sin nombrarlos, a la prensa, a ciertos medios y a algunos periodistas.
En este caso, su molestia está focalizada en los comentarios y rumores que se publican sobre su estado de salud.

“No me va a doblegar – que lo tengan claro que la Argentina tiene que cambiar y va a cambiar – ni las corporaciones ni ciertos grupos de medios y periodistas que mienten descaradamente”, sostuvo el Presidente.”
“Tenemos que vencer a las corporaciones, los viejos sectores, a los sectores que mienten. Algunos medios mienten y algunos medios y algunos periodistas que son empleados de los medios que firman lo que les ponen adelante, como ese viejo diario argentino, y asumo lo que digo.”

No es la primera vez, ni será la última, que el Dr. Kirchner arremete contra los medios de comunicación que les son hostiles. Es una marca registrada de su personalidad. No soporta ni nunca soportó, ni como Intendente de Río Gallegos, Gobernador de Santa Cruz o Presidente de la República, las críticas y menos cuando provienen de medios o personas que no se dejan sobornar.

Todos los medios gráficos de la Provincia Santacruceña están comprados por el poder: La Opinión Austral, Tiempo Sur, Prensa Libre, La Prensa de Santa Cruz y ni que hablar de El Periódico, de su buen amigo Rudy Ulloa, que en el 98 % de sus ediciones publicadas durante 2005 y el 100% de lo que va del 2006 han reproducido una foto del presidente en su tapa.

Salvo una o dos FM de Río Gallegos y dos o tres del norte provincial el resto de las radios responden a los intereses presidenciales. Canal 9 provincial y el Canal 2 del cable de Río Gallegos (este perteneciente al inefable “Rudy”) son un reto a la inteligencia ciudadana. A tan alto grado de sumisión se ha llegado que en el Canal 2 se puede ver un programa de entrevistas a políticos y funcionarios, todos oficialistas, nunca un opositor, que se llama “La Voz del Amo”. Toda una definición.

La gran mayoría de los medios nacionales también se encuentran a disposición del Presidente. Todos comprados y mientras duren los fondos provenientes de la publicidad oficial permanecerán comprados. Obviamente que la metodología utilizada por los multimedios nacionales es mucho más sutil que la de los medios del pago chico.

Lo que Kirchner parece olvidar o desconocer, que diarios como Clarín serán oficialistas mientras a ellos les convenga, cuando alguna ley o medida los perjudique serán despiadados opositores. Es más, mi gran duda es quién compra a quién. El gobierno compra la buena prensa con avisos oficiales o Clarín compra a los gobiernos con buena prensa?

En cuanto a los periodistas, realmente es sorprendente que se refiera a ellos como “los empleados de los medios que firman lo que les ponen adelante....”. ¿No tiene nada que decir el Presidente de los “periodistas” empleados de los medios hoy oficialistas? ¿No tiene nada que decir el Presidente de los “periodistas” con quienes comparte los partidos de fútbol en Olivos o en Río Gallegos? ¿No tiene nada que decir el Presidente de los “periodistas” que figuran en los celulares de los jefe de prensa de los ministros? Y no sigo más para no aburrir.

Es una pena que un Presidente que ha logrado un alto grado de aceptación popular, que a encausado al País en un camino de crecimiento, que tiene tantas cosas de que preocuparse y ocuparse, sea tan cobarde con los medios y los periodistas independientes.






jueves, enero 05, 2006

Justicia Cromañon


Cromañon
Originally uploaded by .

Cumplido un año de la tragedia de Cromañón, la búsqueda por justicia no cesa.
Toda la sociedad dice quererla, lástima que nunca llegará.
Según el diccionario que tengo a mano, justicia es, entre otras cosas: "Acción de examinar las reclamaciones de alguien , acordando lo que sea justo". No dice "acordando lo que ese alguien quiere que sea justo".
Los familiares de las víctimas la reclaman, pero a su manera. Ellos ya han juzgado y sentenciado, solo buscan que los poderes formales pongan la firma.
Hay inocentes y culpables. Inocentes son todas las víctimas. En ellos no hay culpabilidad ni responsabilidad. No importa si entre los muertos está o están el que o los que encendieron las bengalas. No importa que entre las víctimas se encuentren bebés y niños de escasa edad que nunca, NUNCA, tendrían que haber estado allí. Cuidado que alguien intente investigar por ese lado. El tribunal de padres, autoconstituido, lo defenestrará inmediatamente y será expuesto al escarnio público. No vaya a ser que entre esos mismos familiares se encuentren responsables. Ellos saben que los hay y la mejor manera de calmar su conciencia es desviar la culpabilidad en otros.
Culpables son Kirchner, Anibal Fernández, Ibarra. Otra sentencia no se admite. Cualquier otra será motivo de un pedido de juicio político a los jueces y marchas y más marchas pidiendo SU JUSTICIA.
Ibarra está sometido a un juicio político con final anunciado, su destitución.
Para que perder tiempo en seguir adelante con esta parodia y no simplemente destituirlo. Yo interpreto que en un juicio, la defensa y la acusación presentan sus descargos, testigos, documentación etc. y los jueces, habiendo analizado todo, dan su veredicto. En este caso los supuestos jueces, la sala juzgadora, dará su veredicto en función del partido al que pertenecen. Con el sorteo para determinar la composición de la sala juzgadora quedó tambien sorteado el fallo. En adelante para que gastar dinero en juicios si ya sabemos como van a terminar.
En la Argentina todos los dias se profundiza más la Justicia Cromañón, que no es otra cosa que el linchamiento por otros métodos. Que no se investigue en profundidad, que se juzgue según la presunción de las víctimas y se condene como el "clamor popular" lo reclame.
Esta es la inseguridad jurídica que reina en nuestro país y para la que todos colaboramos: medios de difusión que juzgan y condenan según su propio parecer; jueces que fallan lo "politicamente correcto", por miedo o presión política o popular; el poder político que presiona según las encuestas y nosotros que reclamamos por nuestra justicia, si los jueces fallan según nuestro gusto, son excelentes y probos juristas, si fallan en contra son corruptos.
En síntesis, nunca se hará justicia en el caso Cromañón.

CONDOR