SIN COMPROMISO

En este lugar se irán publicando, opiniones, pensamientos, comentarios, hechos, preguntas, respuestas y muchas cosas más relacionadas con la actualidad social y política de nuestro país. Todo visto desde la perspectiva del ciudadano común, cansado de recibir solamente lo que se estima lo "políticamente correcto".

Nombre: Condor

viernes, marzo 24, 2006

CARTA ABIERTA, QUE NUNCA LEERA, AL SR. PRESIDENTE

Sr. Presidente
He escuchado y leído atentamente su discurso de hoy en el Colegio Militar de la Nación.
Me pareció una muy buena pieza oratoria. Pronunciado con mesura y sin los arrebatos que suelen plagar sus discursos. Profundo y sin lugar a dudas sentido, que es lo que le da valor a la palabra.
Pero, y siempre hay un pero, le faltó su propia autocrítica, esa que Ud. reclama a los demás.
Dijo Ud. “…..y también para la reflexión crítica sobre la gran tragedia argentina que se abrió un día como hoy…” Le faltó decir; y que aún no ha cerrado. No va a cerrar hasta que haya un respeto verdadero por la democracia y sus instituciones, que hoy por hoy no existe, al menos de su parte.
En otro párrafo, refiriéndose a lo que buscaban quienes habían usurpado el poder, dijo; “…disciplinamiento social que permitiera establecer un orden que el sistema democrático no les garantizaba.” Eso es precisamente lo que Ud. busca, el disciplinamiento social, a pesar que vivimos en un sistema democrático. Su permanente desprecio hacia quienes piensan distinto, equivocados o no, es una marca indeleble de su gestión.
Más adelante mencionaba; “…lamentablemente, este modelo económico y social no terminó con la dictadura; se derramó hasta fines de los años 90, generando la situación social más aguda que recuerda la historia argentina.” No nos confunda Sr. Presidente, ese modelo de exclusión sigue derramándose hasta hoy. Algunos actores han cambiado, pero en el fondo todo sigue igual. Puede ser que hayan cambiado los nombres de los beneficiarios del sistema, pero todo sigue igual. Los excluidos siguen siendo los mismos, perdón, ahora en el 2006, 30 años después, los excluidos son más.
Por último Sr. Presidente y en otro párrafo que me llamó la atención, Ud. dijo: “Solo aquellos que no tienen la verdad, solo aquellos que no creen en la democracia; solo la actitud de aquellos que desprecian la diversidad, la pluralidad y el consenso y el derecho a pensar distinto, pueden aspirar a tener esas nostalgias que duelen y espantan.” Ud. Sr. Presidente desprecia la diversidad, la pluralidad y el consenso y el derecho a pensar, basta mirar su provincia.
Allí todo es uniforme, no hay periodismo crítico. Según me cuentan, todos temen tener sus teléfonos intervenidos. No se si será cierto o no, pero el solo hecho de pensarlo, cumple el mismo efecto.
Ud. habla de los derechos humanos y bastante hace por los mismos, pero en Santa Cruz, el jefe de la policía que Ud. mismo denunció por infringir los derechos humanos en Las Heras, sigue siendo el mismo y lo que es peor, Ud. lo puso y a Ud. responde.
Sr. Presidente, cuando sus dichos acompañen sus acciones, merecerá mi mayor de los respetos.